ACTÚA!
Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies

Referéndum en Berlín para expropiar 240.000 viviendas

25 de Septiembre de 2021

El domingo 26 de septiembre la ciudadanía de Berlín, aquella que disponga pasaporte alemán por supuesto, no solo tendrá la posibilidad de votar por sus representantes al Bundestag y a la alcaldía del distrito en el que habiten, también tendrán la oportunidad de pronunciarse a favor o en contra de la expropiación por parte del estado berlinés de 240 mil viviendas a los grandes tenedores tales como Deutsche Wohnen y Akelius.

Este referéndum es el culmen del trabajo desarrollado durante años por parte de la asociación Deutsche Wohnen & Co enteignen (“Expropiar a Deutsche Wohnen y Compañía” en castellano), trabajo del que también han sido participes los y las compañeras de la Asamblea de IU-Berlín, para encontrar una solución al problema de acceso a la vivienda que existe en la capital germana.

La exigencia de esta expropiación llega como uno de los últimos recursos ante la problemática, anteriormente mencionada, después de que medidas como el Mietendeckel (ley que, entre otras medidas, limitaba el precio del alquiler de una vivienda en base a su año de construcción y el tamaño de la misma) fuese considerada inconstitucional por el Tribunal Constitucional alemán bajo la excusa de interferir con las leyes federales del mercado de la vivienda.

Pero esta propuesta a refrendar no solo ayudaría a tener un bolsa de 240 mil viviendas de alquiler a largo plazo a precios asequibles, sino que, al igual que nuestra propuesta de Trabajo Garantizado ayudaría a regular el mercado laboral, la adquisición y gestión de estas viviendas por parte del gobierno estatal provocaría también un impacto en el mercado de la vivienda amortiguando la escalada exponencial de precios que de 10 años a esta parte viene sufriendo la ciudad de Berlín, especialmente dentro de la zona delimitada por el Ringbahn (estructura ferroviaria que circunvala el centro urbano de Berlín).


Porque mientras que la pendiente de crecimiento de los sueldos ha ido decreciendo a causa de la llegada, cada vez más masiva, de mano de obra a la ciudad y el gran aumento del turismo (hay que recordar el gobierno de Berlín quiere dejar de ser una ciudad pobre pero sexy y convertirse en una capital europea más), el precio de los alquileres, aprovechando la escasez de vivienda, ha crecido de manera inversamente proporcional, provocando que toda aquella ciudadanía y pequeño comercio que se encontraba establecido en la ciudad durante décadas se vea desplazada a lugares remotos o teniendo directamente que cerrar.

Estas principales razones, entre otras más que pueden ser encontradas en este documento https://www.dwenteignen.de/wp-content/uploads/2021/05/DINL_FLYERallg_spa_online_210513.pdf son las que sostienen la necesidad de realizar la consulta popular del día 26. Pero el trabajo, en el caso de obtener un apoyo favorable, no terminará ahí. Una vez logrado el Ja!, el siguiente paso será el cómo llevar a cabo dicha expropiación. Para ello, Deutsche Wohnen & Co. enteignen y Die Linke ya tienen una propuesta de ley preparada para ser debatida en el Rotes Rathaus (el ayuntamiento del estado de Berlín), pero incluso esto no garantizará que el resultado del referéndum se respete y el pueblo de Berlín recupere esas 240 mil viviendas. Un ejemplo de ello es el resultado del último referéndum, en el que se votó mantener abierto el aeropuerto de Tegel y acabó cerrándose igualmente. Y, por otro lado, los lobbies especuladores aún tienen muy presentes el revés que se llevaron en la última consulta popular respetada, la cual impidió la recalifcación como zona urbanizable del parque Tempelhofer Feld, antiguo aeropuerto de Tempelhof.

Categorías:

Comparte: