ACTÚA!
Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies

Crónica de la Operación Militar Especial

30 de Octubre de 2022

Crónica de la Operación Militar Especial

Juan López Páez

Tras el atentado del 8 de octubre contra el puente de Crimea, el presidente ruso nombró al general Sergei Surovikin, un líder de combate con experiencia en Afganistán, Chechenia y Siria como el único comandante de las operaciones militares en Ucrania. Se le otorgó la autoridad para usar todas las armas a su disposición, excluyendo las nucleares, para lograr los objetivos de la Operación Militar Especial marcada.

En 24 horas se sintió su presencia, desatando un selectivo bombardeo aéreo sostenido de la infraestructura crítica de Ucrania, con un énfasis particular hacia instalaciones energéticas con capacidad de generación de energía eléctrica, centros de comunicación, de abastecimiento de municiones y cuarteles militares ucranianos y mercenarios.

Todo ello acompañado de acciones de guerra de espectro electromagnético mediante los sistemas rusos de láser Peresvet y de interferencia electrónica Tirada cegando los sistemas satelitales Starlink para acceder a Internet que usan los equipos de intercomunicación de transporte y movimiento de las tropas ucranianas con sus fuentes de mando centrales, así como controlar drones, apuntar armas y misiles a objetivos y recibir inteligencia de reconocimiento y navegación. Como informó el Financial Times en su edición británica, la conexión con la red Starlink, "cayó" en varias regiones a la vez: Kharkiv, Zaporozhye, Kherson, así como en varios territorios de la RPD y LPR, por pérdida temporal de capacidades de los dispositivos ópticos y electroópticos de los satélites.

Respuesta de Ucrania

En esta última semana estacionaria en los frentes de batalla, donde Ucrania con su contraofensiva rememora la suicida "Carga de Pickett” contra las tropas del Ejército Federal (Ejército de la Unión) al mando del general George G. Meade el 3 de julio de 1863, gastando su fuerza en una serie de triunfos pírricos y ser duramente castigadas por la artillería y aviación rusa al intentar romper el frente y apoderarse de la ciudad de Kherson. En el contexto internacional ha sido la semana de las llamadas entre ministros homólogos y las denuncias de la Federación Rusa de un inminente ataque de falsa bandera mediante dispositivos de dispersión radiológica por parte de Ucrania para involucrar a Rusia como culpable.

Llamadas ministeriales

El ministro de Defensa de Rusia ha hablado con su homólogo francés, Sébastien Lecornu, al que habría explicado que la actual deriva de la guerra tiene «una tendencia constante hacia una mayor escalada incontrolada», aunque no ha sido ni mucho menos la única comunicación que ha mantenido en las últimas horas. De hecho, también ha sido el turno del secretario de Defensa británico, Ben Wallace, para hablar con su homólogo ruso que, recordemos, esta misma semana también había hablado con el Secretario de Defensa de los Estados Unidos, Lloyd Austin, todas han tenido como tema central la denuncia rusa de que Ucrania estaría planeando detonar armamento nuclear y acusar a Rusia de ello.

El término de "falsa bandera" se usó por primera vez en el siglo XVI en referencia a los piratas que ondeaban la bandera de una nación amiga para engañar a los barcos mercantes y que estos les permitieran acercarse.

Denuncia pública del Ministerio de Defensa ruso

El teniente general Igor Kirillov, Jefe de las Fuerzas de Protección Radiológica, Química y Biológica de las Fuerzas Armadas de Rusia (RCBZ) afirmó que: "Según las informaciones de las que disponemos, dos organizaciones ucranianas tienen instrucciones específicas para crear la denominada 'bomba sucia'. Su trabajo entró en la fase final."

Kirillov acusó que: "el objetivo de esta provocación es acusar a Rusia de utilizar armas de destrucción masiva en Ucrania y lanzar así una potente campaña antirrusa en el mundo" considerando que Kiev buscaba "intimidar a la población local, aumentar el flujo de refugiados en toda Europa y lanzar una potente campaña antirrusa en el mundo destinada a socavar la confianza en Moscú."

El experto militar Vladislav Shurygin declaró a Izvestia: Para crearla, debe abrir un barril de desechos nucleares de alguna planta de energía, colocarlo en una cápsula y luego explotar 100 kg de TNT”.

Kirillov anunció que los medios especiales de su departamento entraron en estado de respuesta. Se están realizando preparativos para realizar tareas en condiciones de contaminación radiactiva.

El pasado domingo el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, sostuvo conversaciones con los jefes de los departamentos militares de cuatro países: Gran Bretaña, Turquía, Francia y Estados Unidos, y notificó a sus colegas sobre la posible preparación de una provocación.

La comunidad internacional se toma en serio la amenaza nuclear urdida con el ardid de falsa bandera por Zelinski, el "Moisés bíblico" de El País, expertos del OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica) se están preparando para visitar dos instalaciones nucleares en Ucrania en los próximos días tras haber recibido informes de actividad sospechosa.

El propio Zelenski nunca ha ocultado sus planes de hacerse con armas nucleares. Por ejemplo, en la Conferencia de Seguridad de Múnich, el 19 de febrero de este año, cinco días antes del comienzo de la operación militar rusa, manifestó que su país podría reconsiderar la renuncia a la posesión de arsenales atómicos, un compromiso que asumió en 1994 a través del Memorándum de Budapest como parte de su estrategia para conseguir el reconocimiento internacional como país independiente después de la era soviética.

Para el público occidental que no accede a la información censurada, solo un ramillete escogido del staff político de Zelinski sobre los "sueños ucranianos de paz" antes del inicio de la contienda.

Nikita Poturáev, uno de los principales ideólogos del partido de Zelenski y jefe adjunto de la comisión parlamentaria ucraniana para la política humanitaria y de información en marzo 2020, un año después de la elección de Zelinski afirmó: "Todavía no tenemos una bomba atómica que lanzar a Moscú, y esa es la forma más eficaz de resolver este problema de una vez por todas."

David Arajamiya, líder del partido de Zelenski en el Parlamento ucraniano.en julio de 2021 dijo: "Podríamos chantajear a todo el mundo y nos darían dinero para el mantenimiento [de las armas], tal como ocurre ahora en muchos países, si Ucrania conservara armas atómicas" y añadió que "si fuéramos una potencia nuclear, créanme, todo el mundo nos hablaría de otra manera, negociaría de otra manera, sobre otras cosas"

Vlarímir Ogryzko, ex ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, en noviembre de 2021 sugirió atacar las centrales nucleares de Rusia: "Si hoy no tenemos la capacidad de alcanzar Moscú con armas de misiles, es posible alcanzar otras ciudades que están al alcance de las fuerzas de misiles ucranianas y poder golpear instalaciones de infraestructura muy importantes de la Federación Rusa, incluidas las centrales nucleares."

Dispositivos de dispersión radiológica RDD

¿Qué es un RDD o bomba sucia y por qué es tan peligrosa?

El término bomba sucia actualmente se utiliza para denominar artefactos explosivos que diseminan elementos radiactivos, principalmente en el aire, para que estos cubran el mayor área posible. Los RDD combinan un dispositivo explosivo convencional —como una bomba— con material radiactivo. Estos artefactos están diseñados para esparcir cantidades peligrosas y subletales de material radiactivo sobre un área general. Cuando se detona la carga explosiva, el contenedor con el material radiactivo se destruye y este se distribuye en una determinada zona gracias a la onda expansiva de la explosión.

Diferencia entre bomba sucia y armas nucleares

En primer lugar, los objetivos son diferentes. Una bomba nuclear se usa para causar una destrucción colosal por la propia explosión durante la detonación. Mientras que una bomba sucia tiene como objetivo contaminar el territorio con radiación y hacerlo inhabitable. De acuerdo con los expertos, las consecuencias de tal explosión son más difíciles de predecir que las de un arma nuclear. Dependen de muchos factores como la cantidad de explosivos, el tipo de materiales radiactivos, la ubicación de la detonación e incluso las condiciones climáticas. Por ejemplo, si hay un fuerte viento durante la explosión, esto puede aumentar significativamente el radio de daño por radiación. A lo que se suma que las sustancias radiactivas se infiltran en aguas subterráneas y ríos, por lo cual la contaminación se puede expandir mucho más lejos del propio lugar de explosión.

Los medios para que Ucrania pueda producir una bomba sucia

El material radioactivo puede ser obtenido de fuentes que se utilizan en la medicina, la industria, la investigación científica y también se puede utilizar sustancias radiactivas del combustible nuclear gastado de vertederos nucleares.

En Ucrania existen empresas de la industria nuclear con grandes volúmenes de sustancias radiactivas que pueden utilizarse para estos fines. De hecho, en el Ministerio de Defensa rusa señalaron que las centrales nucleares del sur de Ucrania, Jmelnitski y Rivne contienen hasta 1.500 toneladas de combustible nuclear gastado.

Para ello cuenta con personal científico y técnico, y reservas de sustancias radiactivas de las 3 centrales bajo su control, y el apoyo de la planta extractora y enriquecedora de Vostochny, situada en la región de Dnepropetrovsk que extrae 800 toneladas de uranio al año.

La base científica del NASU, Instituto de Física y Tecnología de Kharkiv, cuyos científicos participaron en el programa nuclear de la URSS donde funcionan instalaciones experimentales, así como el Instituto de Investigación Nuclear de la Academia de Ciencias de Kiev, donde se realizan investigaciones con materiales radiactivos reactores VVR-M (reactor nuclear de agua presurizada), 9 reactores de este tipo se reparten en tres centrales nucleares controladas por Ucrania: Jmelnitski (2), Rivne (4), Ucrania Sur (3) según los últimos datos del operador ucraniano Energoatom.

En Ucrania existen empresas con reservas de sustancias radiactivas que pueden utilizarse, las tres centrales nucleares en funcionamiento Yuzhno-Ukrainskaya, Khmelnytsky y Rivne. Además de 50.000 m³ de residuos radiactivos procedentes de Chernóbil en la recién creada empresa de tratamiento de residuos radiactivos Vector que se ocupa del enterramiento y almacenamiento de residuos radiactivos procedentes de las 3 centrales nucleares en funcionamiento bajo control de Ucrania, y los provenientes de Chernobyl y la Zona de Exclusión de Chernobyl.

Diplomacia activa

El embajador de la Federación de Rusia ante la ONU Vasili Nebenzia envió una carta a Antonio Guterres, secretario general de la ONU donde le comunica que "Consideraremos el uso de la 'bomba sucia' por parte del régimen de Kiev como un acto de terrorismo nuclear."

Por su parte Dmitri Polianski, embajador adjunto de Rusia ante la ONU, envió otra misiva al secretario general de la ONU para aclarar que Rusia no está involucrada en la provocación con una bomba sucia en Ucrania y alertar de que Kiev tiene tales planes. El diplomático declaró que Rusia ya envió cartas similares a Guterres en relación con las provocaciones que preparaba Kiev en la planta nuclear de Zaporozhie y en la central hidroeléctrica de Kajóvka.

"La experiencia muestra que esto tiene cierto efecto disuasorio en Kiev, y algunas de las provocaciones que anunciamos no ocurrieron precisamente porque nuestros socios fueron advertidos", resaltó.

A su vez, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, declaró que el tema de la bomba sucia se debatirá en el Consejo de Seguridad de la ONU en los próximos días.

Serguéi Narishkin, director del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, informó a los periodistas que el mundo no debe permitir que Ucrania llegue a tener un arma nuclear, señaló que: "La humanidad vio la aspiración del actual régimen de Kiev de poseer armas nucleares desde el día de la intervención del presidente Zelenski en la conferencia de Munich. Ya entonces se hizo clara su ambición de tener un arma nuclear. El mundo no debe permitirlo."

Prohibición del PSU

Y como final de lo que ha deparado la semana resulta interesante comentar que un tribunal ucraniano ha ilegalizado al Partido Socialista de Ucrania (PSU) por considerarlo prorruso. De este modo, ya serían doce partidos los ilegalizados por la misma razón por el SNBO (Consejo de Seguridad y Defensa Nacional de Ucrania): Plataforma de Oposición por la Vida; Partido "Shariy"; Partido Nashi (Nuestros); Partido "Justicia y Desarrollo"; Bloque de Oposición; Oposición de Izquierda; Unión de Fuerzas de Izquierda; Partido "Derzhava" (Estado); Partido Socialista Progresista de Ucrania; Partido "Los Socialistas" y Bloque de Vladimir Saldo, en el país que aspira a ser miembro de pleno derecho de la UE.

 

Categorías:

Comparte: